Quinoa bowl con boniato, champiñones y gravy miso

Este bowl contiene todo lo que necesitas para que sea una comida completa. La quinoa te da la proteína necesaria, el boniato, te da la energía necesaria al ser un carbohidrato con un índice glucémico bajo (no sube insulina en sangre), los champiñones te ayudarán a fortalecer el sistema inmune (así que son ideales para este cambio de tiempo) y el gravy, que te dará un sabor que te va a sorprender, porque después de muchas pruebas… ha quedado riquísimo 😉

Quinoa bowl con boniato, champiñones y gravy miso

Ingredientes para 2 personas:

Gravy

  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharadas de harina de sorgo
  • 3/4 taza de caldo vegetal
  • 1 cucharada y media de miso
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 1 cucharada de tamari o aminos de coco
  • Pimienta al gusto

Para el boniato y la quinoa

  • 1 boniato o camote
  • 1 taza de quinoa sin cocinar

Para los champiñones

  • 4 champiñones portobellos medianos o 4 o 5 tazas de champiñones crimini
  • 3-4 cucharadas de vinagre de granada o balsámico
  • 1 cucharadita de ajo en polvo o 2 ajos crudos cortaditos 
  • 1 cucharada de tamari o aminos de coco 
  • Pimienta al gusto

Procedimiento:

  1. Para el  gravy: En una sartén derrite el aceite de coco y añade la harina de sorgo. Va a quedar como una pasta, pero es normal. En un bowl mezcla el miso con el caldo de verduras y la harina de maíz, después añádelo a la sartén y remueve hasta que no queden grumos.
  2. A continuación pon en la sartén el tamari o el aminos de coco y la pimienta al gusto. Reduce a fuego bajo durante 1 minuto y después apaga.  Si ves que el gravy queda muy seco, añade un poco más de caldo y remueve.
  3. Para el boniato o camote: precalienta el horno a 180ºC , calor arriba y abajo. Coloca el papel de horno en la bandeja. Corta el boniato en rodajas y colócalas en la bandeja con un poco de aceite de oliva. Añade pimienta al gusto. Hornea durante 25 minutos o hasta que queden doraditas.
  4. Para la quinoa: Mezcla 1 taza de quinoa con 1 taza y media de caldo de verduras o agua. Lleva a ebullición y después reduce a fuego bajo y cúbrelo de 13 a 15 minutos o hasta que el agua se absorba y la quinoa este esponjosa. Cuando esté lista quítala del fuego y tápala hasta que la vayas a servir.
  5. Para los champiñones portobello, corta el tallo (puedes guardarlos para preparar smoothies o hacer un caldo). Límpialos con un trocito de papel húmedo y después córtalos en rodajas.
  6. En una sartén añade el vinagre, el ajo y el tamari o el aminos de coco junto con los champiñones. Ponlo a fuego medio-alto y cocina los champiñones de 10 a 15 minutos removiendo constantemente hasta que desaparezca el líquido que hay en la sartén. Puedes poner pimienta al gusto.
  7. Para montar el plato, sirve un poco de quinoa, coloca el boniato o camote alrededor, añade encima los champiñones y por encima el gravy. Sazona al gusto.

¡Buen provecho!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *