Pizza con base de coliflor, pesto y kale

Si eres una amante de las pizzas como nosotras, pero no quieres consumir tantos carbohidratos, esta es tu receta ideal 😉

La base de pizza de coliflor nos encantan porque quedan crujientes y son mucho más ligeras que las hechas con harinas. Para una cena son ideales y especialmente para ofrecer a tu familia todos los nutrientes de las verduras.

Hemos añadido quinoa porque es alta en proteína y en lugar de huevo hemos puesto semillas de lino que tienen gran cantidad de fibra, nos ayudan a bajar el colesterol en sangre, son excelentes para la digestión y altas en antioxidantes.

Y no te hacemos esperar más. Aquí tienes la receta:

Pizza con base de coliflor, pesto y kale

Ingredientes para la base

  • 1/2 taza de quinoa remojada durante al menos 3 horas
  • 1/2 coliflor grande
  • 1/4 taza de agua
  • 1 cucharada de semillas de lino
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de orégano en polvo

Pesto 

  • Ralladura de la piel de un limón
  • 2 tazas de albahaca fresca
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • 2-3 dientes de ajo
  • 1/4 taza de piñones

Toppings

  • 1/4 taza de tomates deshidratados
  • 1/2 cebolla bien picada
  • 2 tazas de kale

Procedimiento 

  1. Coloca la quinoa en un bol, cúbrelo con agua y déjala en remojo durante 3 horas o durante toda la noche
  2. Precalienta el horno a 200ºC y mientras tanto, corta la coliflor en cuartos
  3. Selecciona  2 partes de la coliflor y córtala muy pequeñita
  4. Enjuaga la quinoa e introdúcela en tu procesador de alimentos con la coliflor, el agua, las semillas de lino, la levadura, el orégano, el ajo y las cucharadas de aceite de oliva
  5. Bate a máxima potencia hasta que quede una textura suave, como una mezcla para hacer pancakes (hotcakes)
  6. En una sartén pon un poco de aceite de aguacate o coco a fuego medio y después de un minuto añade la mezcla en la sartén y cocina hasta que quede un poco doradita, más o menos de 3 a 5 minutos
  7. Utiliza una espátula para darle la vuelta y enseguida introduce en el horno de 10 a 15 minutos
  8. Al pasar el tiempo, retira del horno y coloca la masa en un plato para enfriar
  9. Mientras tanto, prepara el pesto añadiendo todos los ingredientes menos el aceite de oliva en tu procesador de alimentos, pulsa dos veces para triturar (turbo) y añade el aceite de oliva poco a poco hasta que quede la consistencia deseada
  10. Corta la cebolla, los tomates deshidratados y quita el tallo a las hojas de kale. Después, masajea las hojas de kale con un poco de aceite de oliva utilizando tus manos
  11. En la bandeja de horno coloca papel de horno, pon la base de la pizza, el pesto por encima y decora con la cebolla, los tomates y el kale
  12. Cocina de 10 a 15 minutos hasta que quede crujiente. Deja enfriar 5 minutos antes de servir

¡Ya verás que rica! Le encantará a toda la familia y tu sabrás que les estas ofreciendo el máximo de nutrientes 😉

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *