Piruletas heladas de plátano con chocolate

Ya tenemos el verano a la vuelta de la esquina, empieza hacer calor y ya apetece comer cosas más fresquitas. Se abre oficialmente la temporada de los helados y con ella, la tentación de consumirlos habitualmente con su gran cantidad de grasas y azúcares.

Hoy te ofrecemos una gran alternativa para toda la familia, en especial para los niños que parece que no tienen fin en cuanto a helados se refiere 😉 Esta receta sacia su antojo de helados pero de una manera muy saludable y sin demasiadas complicaciones. Sigue leyendo y verás qué sencillo es preparar estas deliciosas piruletas heladas de plátano con chocolate.

Nota: Te recomendamos, que ya que te pones, prepares unas cuántas para que puedas guardar algunas en el congelador. Verás que son el postre o la merienda perfecta para esta temporada.

Piruletas heladas de plátano con chocolate

Receta para 10 piruletas

Ingredientes 

  • 5 plátanos pelados y partidos por la mitad (es importante que no estén demasiado maduros)
  • 1 taza de chocolate de no menos de 70% de cacao ecológico para fundir
  • 1/2 taza de aceite de coco ecológico
  • 10 Palitos de madera para tus piruletas
  • Toppings: nueces o almendras trituradas, coco rallado o incluso polen de abeja

Procedimiento 

  1. Pela los plátanos con cuidado y córtalos por la mitad, de esta manera te quedarán unas piruletas de tamaño perfecto.
  2. Clava en cada mitad un palito de madera, como si fuera un polo (paleta).
  3. Forra una bandeja con papel vegetal, coloca los plátanos con los palitos de madera clavados y mételos en el congelador durante 3 o 4 horas.
  4. Antes de sacarlos del congelador, prepara tu cobertura de chocolate.
  5. Pon el chocolate a baño maría. Cuando esté casi disuelto, añade el aceite de coco y remueve.
  6. Pon el chocolate en un vaso largo y estrecho y “sumerge” cada plátano en el chocolate hasta que quede bien cubierto.
  7. Deja enfriar unos segundos, mientras el exceso de chocolate cae nuevamente en el vaso y después rebózalos con tus toppings preferidos dándoles la vuelta para que el topping se pegue por todas partes.
  8. ¡Ya tienes listas tus piruletas heladas! Guárdalas en el congelador durante al menos media hora más y estarán listas para disfrutar. Las que te sobren las puedes guardar en el congelador en un tupper de cristal.

¡Qué las disfrutes!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *