Crema de cacahuete casera

No hay nada más rico que preparar una crema de frutos secos en casa, y no sabes lo fácil que es. Iremos actualizando el blog con diferentes recetas para que las pruebes, ¡están riquísimas!

En las tiendas encontramos varias versiones de estas cremas, pero prácticamente no tienen ningún ingrediente que nos beneficie. Están llenas de azúcares, conservantes, grasas, sal y otros componentes que no son naturales y que son perjudiciales para la salud.

Oferta habitual de cremas de cacahuate
Oferta habitual de cremas de cacahuate

 

 

 

 

 

 

 

Hoy vamos a preparar una rica crema de cacahuete con semillas de cáñamo. En el refrigerador te puede durar de 3 a 5 meses, aunque estamos seguras que te durará mucho menos 😀.

Los beneficios de los cacahuetes son muchos: ricos en proteínas, contienen gran cantidad de fibras, ayudan a controlar los niveles de colesterol en sangre e incluyen gran cantidad de grasas insaturadas, que son buenas para la salud del corazón. Además, tienen vitaminas del complejo B y E, ofrecen minerales como cobre y hierro que oxigenan la sangre y nos alivian cuando tenemos cólicos durante la menstruación.

Esta crema es excelente  para el post – entreno y perfecta como snack a media mañana o a media tarde. En este caso, añade una cucharadita a una manzana cortada, y… ¡a disfrutar!

INGREDIENTES

  • 1 Taza de cacahuetes orgánicos
  • 1 cucharadita de semillas de cáñamo

Preparación

Calienta el horno a 200ºC (ventilador arriba y abajo)

Coloca los cacahuetes en una bandeja cubierta con papel de horno durante 10 minutos. Cuando estén tostados, retíralos y espera a que se enfríen unos minutos.

Pon los cacahuates junto con las semillas de cáñamo en un procesador de comida como thermomix o vitamix, (si no tienes puedes hacerlo en la licuadora, tomará un poco más de tiempo) bate 15 minutos hasta que quede una textura cremosa y fina. Durante el proceso, necesitarás parar de vez en cuando para poder remover los restos que quedan en las paredes, de esta forma quedará una crema homogénea.

Cuando este lista vacíala en un recipiente hermético y consérvala en el refrigerador.

La puedes comer también con una rebanada de pan tostado de centeno y medio plátano, puedes preparar bocaditos de plátano o acompañarla con unos bastoncitos de apio. Además, te servirá como uno de los ingredientes principales para hacer helados saludables. ¡En breve pondremos una receta que te encantará!

 

 

 

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *